Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

COSTILLAS ASADAS BARBACOA - David Muñoz


Muchos, durante la cuarentena tuvimos la oportunidad de aprender nuevas recetas o técnicas de cocina. Además tuvimos la suerte de poder aprender a cocinar las recetas de grandes chefs que utilizaron sus redes sociales para enseñarnos algunos de sus maravillosos platos.

Yo me quede prendada de las costillas a la barbacoa que cocino David Muñoz en su Instagram para preparar unos taco. Ahora me he animado a prepararlas porque no me las quitaba de la cabeza.

No las he utilizado para hacer tacos porque así ya son toda una maravilla. Estas costillas quedan súper tiernas y jugosas, el hueso sale limpio. La salsa barbacoa la podemos comprar ya elaborada o la podemos preparar en casa (en el blog tenéis la receta).




Ingredientes:

2 costillares de cerdo.

1 hueso de jamón.

1 cebolla.

2 puerros.

2 zanahorias.

2 tomates.

8 dientes de ajo fritos con piel.

Hebras de azafrán.

150 ml. de vino blanco.

Agua.

Salsa barbacoa.

Sal.




Elaboración:

Comenzamos colocando los costillares sazonados y cortados por la mitad en una olla onda.

Junto con las costillas, añadimos a la olla, el hueso de jamón, la cebolla, el puerro y la zanahoria, cortado en trozos. También incorporamos el tomate, en trozos, los dientes de ajo fritos, el vino blanco y las hebras de azafrán.

Cubrimos todo con agua, tapamos y dejamos 3 horas cociendo a fuego lento.

Transcurridas las tres horas, sacamos los costillares con cuidado. Las colocamos en una bandeja apta para el horno y las untamos muy bien y por todos los lados con salsa barbacoa.

Introducimos la bandeja en el horno a 180º y dejamos asando durante 45 minutos. Durante este tiempo seguimos untando las costillas con salsa barbacoa (cada 10-15 minutos).

Una vez terminado el asado, podemos servir con la guarnición que más nos guste.

El resultado son unas costillas súper jugosas, tiernas y con un sabor riquísimo, para curarse los dedos.

* Las verduras las he triturado y las podemos aprovechar para elaborar otras salsas o como sofrito. En las recetas de legumbres puede dar mucho sabor.

* El caldo también lo he colado, lo podemos aprovechar para preparar otros platos, como por ejemplo la salsa de unas albóndigas. Su sabor es muy rico.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares