martes, 17 de octubre de 2017

NUGGETS DE POLLO CASEROS


Esta receta es ideal para los más pequeños de la casa, están riquísimos y duran muy poco en el plato.

Muchas veces con las prisas del día a día, el cansancio y las pocas ganas de meternos en la cocina, nos acostumbramos a utilizar muchos precocinados y congelados. Pues esta receta nos llevara poco tiempo, nos pueden ayudar hasta los peques a prepararla y además notareis la diferencia.

Ingredientes:

2 pechugas de pollo picadas.

150 gr. de queso de untar.

Harina.

2 huevos.

Pan rallado.

Aceite de oliva suave.

Pimienta negra.

Sal.



Elaboración:

Si podemos picar nosotros el pollo, genial, sino lo compramos ya picado o se lo pedidos a nuestro pollero. Salpimentamos la carne y la mezclamos bien con el queso de untar.

Seguidamente formando pequeñas bolas y las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. Vamos colocando las bolitas en una bandeja o fuente y les damos forma aplastado un poco con los dedos.

Freímos los nuestros nuggets en abundante aceite de oliva caliente y los reservamos en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.




Podemos acompañarlos de la salsa que más nos guste y disfrutar de ellos.


martes, 10 de octubre de 2017

PANQUEQUE DE TOMATE RELLENO DE PISTO Y BACALAO


Estos panqueques de tomate son muy originales y están muy ricos. Para él rellenos vamos a utilizar pisto y bacalao. En el blog podemos encontrar dos recetas si necesitáis saber cómo preparar un pisto casero, Bacalao con pisto y Pisto de berenjena con calabaza.

También si lo que queremos es ahorrar tiempo podemos emplear pisto ya preparado, hay marcas que lo preparan muy rico.

Ingredientes para 4 panqueques:

125 gr. de tomate frito.

80 gr. de harina.

100 ml. de leche.

1 huevo.

1/2 cucharadita de pimentón dulce.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Aceite de oliva (para cocinar en la sartén los panqueques).

Relleno:

250 gr. de bacalao desalado.

Pisto.

Decorar:

Vinagre balsámico.

Cebollino.


Elaboración:

En un bol ponemos el tomate, la harina, la leche, el huevo, el pimentón y las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Batimos toda la mezcla hasta obtener una crema fina, sin grumos.

Pintamos el fondo de una sartén con aceite de oliva, calentamos y vertemos un poco de masa, lo justo para cubrir el fondo. Damos la vuelta al panqueque cuando veamos que empieza a burbujear y cuando esté cocinado por los dos lados sacamos. Hacemos lo mismo con el resto de la crema y reservamos.

En una cazuela con agua hirviendo ponemos a cocer el bacalao durante 5 minutos. Luego escurrimos dejamos enfriar un poco y desmenuzamos.

Para rellenar, ponemos dos cucharadas de pisto en el centro de cada panqueque, encima, un poco de bacalao desmenuzado y para terminar enrollamos.




Para decorar, podemos rociar con algún vinagre balsámico y añadir un poco de cebollino picado.




*Este es un plato que podemos tomar templado y hasta llevar en un tupper.

martes, 3 de octubre de 2017

CARRILLERAS CON BOLETUS


Con el otoño entramos en temporada de setas y todos los años me gusta preparar alguna receta con ellas. Aunque este año por la falta de lluvias no va a ser muy bueno, yo he tenido la suerte de recibir unos poquitos boletus con los que preparar un plato fantástico.

La combinación de la gelatina de las carrilleras y la gelatina del boletus nos va a dar como resultado una carne tierna y sabrosa, y una salsa melosa, para mojar pan.



Ingredientes:

1 Kg. de carrilleras de cerdo.

400 gr. de boletus edulis.

1 cebolla.

3 dientes de ajo.

3 cucharadas de tomate triturado.

300 ml. de vino fino de Jerez.

Aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra.

Sal.



Elaboración:

En una cazuela con aceite de oliva salteamos la cebolla, cortada en juliana, y los dientes de ajo, picados. Dejamos a fuego suave hasta que tomen un color dorado.

Seguidamente añadimos las cucharadas de tomate triturado, mezclamos y déjanos un par de minutos rehogando.

Después añadimos las carrilleras, limpias y enteras, salpimentadas. Regamos con el vino y dejamos cocer a fuego fuerte hasta que prácticamente se haya consumido.

Incorporamos los boletus, limpios y cortados en trozos finos. Cubrimos con caldo de carne y llevamos a hervir. Cuando rompa a hervir, quitamos la espuma que pueda subir a la superficie y dejamos cocer a fuego lento durante 2 horas, hasta que estén tiernas.

Transcurrido este tiempo, subimos el fuego y reducimos un poco la salsa del guiso, para que espese y quede melosa.

Después ya podemos servir.


*Yo he acompaño además este plato de unas patatas asadas.