martes, 12 de diciembre de 2017

COCHINILLO ASADO


Este es un típico asado, que se come durante todo el año pero principalmente durante las fiestas navideñas.

No es un plato que tenga mucho misterio, ni dificultad, pero si necesita tiempo.

Sin duda si pudiéramos cocinarlo en un horno de leña quedaría espectacular, pero bueno nos va a saber también muy rico preparado en el horno de casa.

Lo que sí vamos a utilizar es una fuente de barro y es muy importante que la carne no toque el fondo de la fuente, donde pondremos agua, porque la carne se cocería. Utilizaremos una rejilla para asados o algo similar (yo he utilizado unos trozos pequeños de leña).

Ingredientes:

1/4 de cochinillo (de 1,300 gr.)

Manteca de cerdo.

Sal gorda.

Hojas de laurel.

Agua.



Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a 160 grados.

Untamos el cochinillo con la manteca de cerdo y salamos con sal gorda por dentro y por fuera.

Ponemos un poco de agua en la fuente de barro y unas hojas de laurel. Ponemos la rejilla o la base y colocamos el cochinillo con la piel hacia abajo.

Introducimos en el horno bien precalentado durante 1 hora, con calor arriba y abajo.

Transcurrido este tiempo, sacamos con cuidado y le damos la vuelta, que nos quede la piel hacia arriba. Además, pinchamos la piel para que no se formen bolsas de aire y quede crujiente. También si fuera necesario añadiríamos más agua a la fuente si se ha evaporado.

Volvemos a introducir la fuente en el horno y dejamos otra hora más. 5-10 minutos antes subo la temperatura del horno a 190 grados para que la piel quede bien dorada y crujiente.

Ya solo nos quedaría disfrutar de esta delicia.




*Si vemos que las orejas o rabito se están dorando demasiado habría que forrarlos con papel de aluminio para que no se quemen.

martes, 5 de diciembre de 2017

BROCHETAS DE ATÚN Y FRESAS CON CUSCÚS


Con esta receta quiero participar en el concurso de Fresas de Europa. Casi siempre empleamos las fresas para recetas dulces, pero quería combinar esta rica fruta en un plato salado.

Estas brochetas son muy fáciles de preparar, resultan un plato muy completo gracias al cuscús que las acompaña y además es muy atractivo para los niños, una buena forma de que coman pescado.



Ingredientes:

600 gr. de filetes gruesos de atún.

150 gr. de cuscús.

1 cebolla.

2 tomates.

1 zanahoria.

1 cucharada de hierbabuena picada.

Vinagre balsámico.

Aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra.

Sal.



Elaboración:

Cocemos el cuscús siguiendo las indicaciones del fabricante. Luego escurrimos, rociamos con un poco de aceite de oliva, mezclamos y reservamos.

Pelamos y picamos muy fino la zanahoria y la cebolla.

Escaldamos los tómate, los pelamos, retiramos las semillas y cortamos en dados muy pequeños.

En un bol mezclamos la zanahoria, la cebolla, el tomate, la hierbabuena, el cuscús y una pizca de sal. Reservamos.

Cortamos el atún en dados de 2-3 cm. y lavamos las fresas. Ensartamos en brochetas, alternando dados de atún con fresas (o trozos de fresa si son muy grandes). Sazonamos con sal y pimienta negra y doramos en una sartén con 2 cucharadas de aceite sin que se haga demasiado el atún.


Repartimos el cuscús en el fondo de un plato, colocamos encima las brochetas y rociamos por encima con un poco de vinagre balsámico.



domingo, 26 de noviembre de 2017

BROWNIE DE OREO



Llego el último Asaltablogs del año y como ya estamos pensando en las próximas comidas y cenas que tendremos que preparar el mes que viene, he aprovechado para robarle a Chary Serrano un postre, que me va a venir de perlas.

Después de deleitarme con su blog Mi cocina y otras cosas, se me han ido los ojos al ver su Brownie de chocolate negro, con sorpresa oreo.



Nunca había preparado un brownie y era una receta que llevaba tiempo queriendo preparar. Además creo que es una muy buena idea como postre cuando tenemos invitados, porque es fácil de preparar, muy original y además buenísimo.

¡Viva el chocolate!




Ingredientes:

4 huevos L.

250 gr. de chocolate negro para postres.

150 gr. de mantequilla sin sal.

150 gr. de azúcar moreno.

50 gr. de harina repostería.

1 sobre de azúcar vainillado (8 g.)

8 galletas oreo.

1 pizca de sal.




Elaboración:

Para empezar ponemos a precalentar el horno a 200 grados y forramos el molde con papel de horno (mi molde es de 23x23 cm).

Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Una vez montadas reservamos.

Aparte ponemos el chocolate troceado y la mantequilla en un bol, y derretimos en el microondas. No necesita mucho tiempo, pero sí que estemos pendientes y de vez en cuando saquemos y removamos un poco para que no se nos queme. Cuando este derretido, dejamos atemperar.

Batimos las yemas, el azúcar moreno y el azúcar vainillado. Seguidamente a esta mezcla le añadimos el chocolate con la mantequilla, hasta que se integran bien.

Después añadiremos las claras montadas, despacio, mezclando bien todo con una espátula, con movimientos envolventes.

Cuando tengamos una mezcla uniforme, iremos añadiendo la harina tamizada, en dos tandas y volviendo a mezclar bien para integrarla a la masa.

Una vez lista la masa, la vertemos en el molde, partimos las galletas oreo en trocitos y los repartimos por la masa, empujando algunos hacia abajo. Introducimos el molde en el horno, nivel medio-bajo, a 180 grados, durante 25-30 minutos.

Transcurrido este tiempo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Ya tenemos listo nuestro brownie de oreo. Si somos muy golosos podemos espolvorear azúcar glas por encima o acompañarlo de chocolate por encima y helado de vainilla.