Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

BOQUERONES EN VINAGRE



Tengo una debilidad, y es picar entre horas. Por eso cuando me propongo bajar de peso y llevar una dieta lo más ajustada posible, lo que más me cuesta es abandonar el aperitivo del medio día. Para no pasarlo tan mal, siempre que veo los boquerones a buen precio y de un buen tamaño, preparo un kilito en vinagre para así quitarme esas ganas de picar.


Ahora tengo que intentar no acompañarlos de unas patatas fritas, unas aceitunas, un poquito de embutido… y la cervecita.

Ingredientes:

1 kilo de boquerones grandes.

450 ml. de vinagre de vino blanco.

150 ml. de agua.

2 dientes de ajo.

Perejil picado.

Aceite virgen extra.

Sal.



Elaboración:

Lo primero es limpiar los boquerones y quitarles la cabeza y espina. A mí me los limpian en la pescadería y me ahorran ese trabajo, pero no es complicado. Con la mano sacamos la cabeza y enganchamos a la vez la espina, tiramos sacando la tripa.

Lavamos bien, pasándolos por agua fría las veces que sean necesarios, hasta que el agua empiece a salir limpia. Mientras los lavamos separamos cada filete y retiramos las posibles espinas que puedan quedar entre filete y filete. A mí me gusta al final dejarlos unos minutos en agua con hielo, para que así queden bien blanquitos.

Luego los escurrimos y los llevamos al congelador. Esto se hace para eliminar el anisakis, que es un parásito que tiene el pescado y que puede producir daños en el aparato digestivo. Se elimina congelando el pescado, la última recomendación es que se congele mínimo durante 5 días.

Cuando descongelemos, escurrimos y en un recipiente con tapa los dejamos con la mezcla del vinagre, el agua y la sal (3 partes de vinagre por 1 de agua), durante 24 horas.

Transcurrido el tiempo, los pasamos al escurridor y vamos colocando los filetes en una bandeja y entre capa y capa, espolvoreamos un poco de ajo y perejil picado. Cuando terminemos rociamos por encima con aceite de oliva virgen extra.


¡Listo el aperitivito!



Comentarios

  1. Una tapa sencilla pero que siempre funciona :)

    Ana
    Cocinitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, además se conservan bastante tiempo gracias al vinagre. Gracias Ana, un saludo.

      Eliminar
  2. Un plato delicioso, aunque nunca las hice, tendré que tomar nota, je,je,je... ;)
    Un besito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares