Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

PASTEL JAPONÉS



Para mí este pastel era todo un reto, llevaba mucho tiempo fijándome en este dulce pero no me veía capaz de conseguir esa textura y el maravilloso aspecto que sale en las imagines que veía por internet.


La verdad es que cuando se está disfrutando en la cocina, se hacen las cosas con tiempo y despacito, da gusto, después, sacar del horno esta maravilla. Así que me siento muy contenta de haber conseguido este reto y mi familia mucho más contenta de poder comerse este pastel japonés.



Ingredientes:

250 g. de queso crema.

100 g. de leche.

50 g. de mantequilla.

6 huevos.

60 g. de harina.

20 g. de Maizena.

140 g. de azúcar.

El zumo de 1/2 limón.

1 cucharadita de ralladura de limón.

1 pizca de sal.



Elaboración:

El pastel lo vamos a hornear al baño María, por eso vamos a introducir en el horno la bandeja del horno con una fuente llena de agua, donde podamos meter luego el molde. Precalentamos el horno a 200°C.

En un cazo deshacemos el queso, la leche y la mantequilla a fuego lento. Dejamos templar la mezcla y la pasamos a un bol.

Añadimos al bol las yemas, el zumo de limón y la mitad del azúcar. Mezclamos con las varillas y añadimos la sal y la ralladura de limón. También ponemos la harina y Maizena tamizadas. Mezclamos con las varillas hasta tener una crema sin grumos.

Preparamos un merengue montando las claras con el resto del azúcar, hasta que quede un merengue sólido pero no demasiado duro.

Mezclamos con las varillas primero un tercio del merengue con la crema. Después mezclamos el resto poco a poco, pero con la espátula, con movimientos envolvente, con cuidado para que no se baje.

Engrasamos un molde redondo de 20 cm. Cubrimos el fondo con papel de horno y forramos para que en ningún momento le pueda entrar agua. Horneamos al baño María a 200°C durante 18 minutos. Luego bajamos a 160°C y cocemos 15 minutos más.

Dejamos enfriar dentro del horno 30 minutos con la puerta cerrada. Luego abrimos y terminamos de enfriar dentro del horno.

*Es muy importante respetar los tiempos para conseguir que se quede esponjoso al enfriarse.
*Si vemos que se tuesta mucho la parte de arriba, podemos colocar una lámina de papel de aluminio por encima para que no se queme, pero con cuidado.
*Por último es muy importante que no entre agua en el molde, por eso hay que forrarlo bien por fuera.



Comentarios

Entradas populares