Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

ALAS AL WHISKY



Me encanta prepara por lo menos una vez por semana alitas de pollo y sobre todo en el horno para utilizar menos aceite.

La mayoría de las veces las preparo con algunas hierbas aromáticas, pero como a mis niñas les encanta unas que siempre pedimos en un local de comida rápida, me propuse prepararlas yo en casa.


Esta salsa además nos puede servir para preparar también costillas u otras piezas de carne porque está para chuparse los dedos.



Ingredientes para 4 personas:

12 alitas de pollo.

1 cebolla.

1 diente de ajo.

400 g. de tomate frito.

1 ramita de romero.

1 ramita de tomillo.

100 ml. de refresco de cola.

50 g. de miel.

40 ml. de whisky.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal.



Elaboración:

Primero precalentamos el horno a 180° grados, calor arriba y abajo.

Seguidamente preparamos la salsa. Picamos la cebolla y el ajo, y doramos en un cazo con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Cuando empiece a dorar, añadimos el tomate frito, el romero y el tomillo y dejamos dar un ligero hervor.

Incorporamos después el refresco de cola, la miel y el whisky, dejamos hervir unos minutos para que evapore el alcohol y reduzca un poco la salsa.

Cuando veamos que la salsa ha reducido, colamos la salsa.

Ponemos papel en una bandeja para el horno y colocamos en ella las alitas de pollo, salpimentadas.

Primero asaremos un lado de las alas. Introducimos la bandeja en la parte media del horno y dejamos asando a 180 grados, sin poner salsa todavía, porque queremos que la carne dore. Transcurrido los primeros 15 minutos sacamos la bandeja y pitamos las alitas con la salsa. Volvemos a introducir en el horno otros 15 minutos.

Transcurridos esto 30 minutos, sacamos la bandeja, damos la vuelta a las alas y volvemos a repetir los mismos pasos.

En total las vamos a tener 1 hora en el horno.

Luego ya podemos disfrutar de estas riquísimas alitas.

*Yo sacó la bandeja del horno para pintar con la salsa y dar la vuelta, para que el calor del horno no se escape teniendo la puerta abierta.
*Si veis que vuestras alas empiezan a ponerse demasiado oscuras podéis bajar el calor. Muchas veces depende un poco del horno y la miel se tuesta rápido.

Comentarios

Entradas populares