Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

TERNERA GUISADA CON VINO TINTO



Para tener un buen guiso de ternera lo más importante es comprar una buena carne, que se quede tierna una vez cocinada. Hay veces que cocinamos la carne muchas horas, pero luego cuesta masticarla o está llena de nervio. Por eso es importante pedirle al carnicero una buena pieza. Como mi marido fue carnicero, le pidió al carnicero oreja de solomillo, que aunque os suene raro, es una pieza súper tierna e ideal para preparar este guiso. La carne ha quedado riquísima y además con el toque de salsa de ostras que le he añadido, no me he podido resistir a mojar pan.
Bueno, pues si ya tenemos la carne y una buena cazuela, podemos empezar con la receta. Como veréis es muy fácil, pero como siempre os digo solo necesita tiempo, paciencia y mucho cariño.

Ingredientes para 6 personas:

1 kilo de ternera para guisar.

Harina.

1 cebolla.

2 dientes de ajo.

2 zanahorias.

1 tomate maduro.

1 cucharadita de pimentón dulce.

1 ramita de tomillo.

1 ramita de romero.

1 hoja de laurel.

300 ml. de vino tinto.

200 ml. de caldo de pollo.

1 cucharada de salsa de ostras (opcional).

Aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra.

Sal.



Elaboración:

Ponemos harina en una bolsa y metemos los trozos de ternera sazonados. Cerramos la bolsa y removemos para que la carne se impregne de harina.

Doramos la carne en una cazuela con aceite a fuego fuerte. Luego sacamos y reservamos.

En esa misma cazuela ponemos a dorar la cebolla y los ajos picados. Si es necesario añadimos más aceite. Seguidamente incorporamos la zanahoria pelada y cortada en dados pequeños. Dejamos que todo se poche a fuego suave.

Después añadimos el pimentón dulce, removemos y ponemos el tomate rallado.

Cuando se evapore el agua del tomate, incorporamos la carne otra vez a la cazuela y rociamos con el vino tinto. Llevamos a hervir durante 2 minutos , que evapore el alcohol, añadimos la cucharada de salsa de ostras y terminamos de cubrir con caldo de pollo.

Cuando rompa otra vez a hervir, bajamos el fuego, tapamos y dejamos durante 1 hora que se cocine la carne a fuego lento.

Transcurrido este tiempo, destapamos, ajustamos de sal y pimienta y dejamos 10 minutos más fuego medio que la salsa reduzca un poco.

Dejamos luego reposar nuestro guiso, apartado del fuego y tapado.

Ya podemos servir nuestra carne de ternera guisada con vino tinto. Yo he preparado también unas patatas fritas en dados y tampoco se me ha olvidado el pan para mojar.



*Estos guisos siempre están mucho más buenos de un día para otro, porque así la carne tendrá todavía más sabor y estará más jugosa. Yo muchas veces preparo este tipo de recetas por la tarde para el día siguiente, con tiempo y sin prisas.


Comentarios

Entradas populares