Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

PAN CHAPATA



Seguimos aprendiendo e intentando conseguir el pan perfecto, y esta vez hemos subido un escalón y nos hemos puesto a preparar una chapatas.

Para esta receta he seguido las indicaciones y cantidades de la web webos fritos y también los consejos de Ibán Yarza.

Estoy contenta con el resultado, he preparado unos riquísimos bocadillos de jamón con mis chapatas, pero también pienso que la podría mejorar, sobre todo para que me dure más tiempo tierno. Para empezar creo que me ha quedado bastante bien y muy rico.


Ingredientes:

Para la masa de arranque:

180 g. de harina de fuerza.

100 g. de agua.

10 g. de levadura fresca.

1 cucharadita de azúcar.

Para la masa de pan:

430 g. de harina de fuerza.

260 g. de agua.

5 g. de levadura fresca.

50 g. de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharadita de sal.



Elaboración:

Primero preparamos la masa de arranque. Ponemos la harina en bol, desmenuzamos la levadura y añadimos el agua y el azúcar. Mezclamos bien todo y dejamos reposar esta masa. Tiene que doblar su tamaño (yo la he tenido 3 horas reposando a temperatura ambiente, como es verano ha subido bastante).

Cuando tengamos lista la masa de arranque, podemos empezar a preparar la masa de pan. En un bol ponemos todos los ingredientes para preparar esta masa más la masa de arranque.
Vamos amasando bien todo, hasta obtener una textura elástica, como si fuera un chicle gigante.
Ponemos la masa sobre una bandeja aceitada y con las manos aplastamos y le damos forma de rectángulo. Luego dejamos reposar 15 minutos, tapada con un paño limpio.

Preparamos una bandeja con papel de horno. Con un cuchillo cortamos la masa y la dividimos. Yo la he divido en 4 chapatas más pequeñas, pero podéis hacer 6. Colocamos los trozos con cuidado en la bandeja del horno que tiene papel y volvemos a dejar reposar 20-30 minutos, tapado con el paño limpio.

Mientras precalentamos el horno 250 grados. En la parte de abajo colocamos una bandeja honda, donde cuando pongamos el pan verteremos medio vaso de agua, para crear vapor y la masa tenga humedad.

Transcurrido el tiempo de reposo, metemos el pan en el horno y el medio vaso de agua. Cerramos rápido y dejamos 25 minutos, que estén doradas. Si queremos que la corteza esté bien crujiente, una vez que pase este tiempo, apagamos y dejamos un poco más en el horno apagado, unos 30 minutos.

Es una maravilla disfrutar de este pan.

* Yo he preparado 4 chapatas en dos tandas que no cabían a la vez en el horno.



Comentarios

Entradas populares