Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

PAN DE SODA IRLANDÉS



El mundo de las masas es todo un reto para mí y siempre tengo en la mente la idea de aprender y perderle el miedo. Pues gracias al grupo Asaltablogs tengo la oportunidad de ir aprendiendo poco a poco y así llegar a conseguir con el tiempo el pan perfecto.



Hemos empezado por el que dicen es el pan más fácil, el pan de soda irlandés y he seguido la receta del Chef Gordon Ramsay. Si os soy sincera, fácil, fácil, a mí no me ha parecido. La masa es difícil de manipular, es bastante pegajosa y estuve hasta a punto de tirarla, pensando que era imposible sacar de ella un buen pan. Pero no podía rendirme con mi primer intento, un poco más de harina en la mesa de trabajo para poder manipular mejor la masa y listo.

La verdad que el pan ha quedado estupendo, lo hemos utilizado para desayunar unas ricas tostadas.

¡Reto conseguido!


Ingredientes:

350 gr. de harina de trigo.

150 gr. de harina de trigo integral.

1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.

1 cucharadita de sal.

1 cucharadita de azúcar.

450 ml. de leche entera.

1/2 limón.





Elaboración:

En primer lugar ponemos el zumo de medio limón en la leche, así prepararemos nuestra buttermilk de forma casera. Removemos y dejamos que haga su efecto durante 30 minutos.

Encendemos el horno y lo precalentamos a 200º C.

En un bol ponemos las harinas, el bicarbonato, la sal y el azúcar. Mezclamos bien todos estos ingredientes y vamos añadiendo la leche poco a poco. Seguimos mezclando hasta conseguir nuestra masa.

Espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa y en nuestras manos. Amasamos la masa, no mucho, lo justo para darle forma. Si se nos pega demasiado, podemos ayudarnos de un poco más de harina. Pasamos la masa a una bandeja de horno con un poco de harina en la base, le hacemos unos cortes en forma de cruz con un cuchillo (yo no los hice muy profundos, por eso no se perciben mucho) y espolvoreamos un poco de harina por encima.

Horneamos durante 30 minutos, luego sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ya tenemos nuestro primer pan casero.



Comentarios

  1. Sofia menos mal que no tiraste la masa porque te ha quedado estupendo.
    Besitos itos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, pues cuando la vi tan pegajosa me empecé a poner nerviosa y apunto estuve, luego conseguí arreglarlo. Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares