martes, 6 de febrero de 2018

ALBÓNDIGAS DE RABO DE TERNERA



Este es un plato que lleva su tiempo para prepararlo, yo lo hice en dos días, pero el resultado es toda una delicia. El primer día cocine la carne, la tuve más de 4 horas cociendo y el segundo día prepare las albóndigas.

No es un plato difícil, pero si necesita tiempo y os aseguro que vale la pena.

Ingredientes:

2.200 gr. de rabo de ternera.

1 cebolla.

2 zanahorias.

2 dientes de ajo.

1 puerro (la parte blanca).

1 ramita de tomillo.

1 ramita de romero.

1 hoja de laurel.

700 ml. de vino tinto.

3 huevos.

Harina.

1 cucharada de miel.

1 cucharada de azuzar.

Aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra.

Sal.




Elaboración:

Ponemos una cazuela con aceite de oliva virgen extra a calentar. Cuando el aceite este caliente, metemos los trozos de rabo y sellamos por todos los lados. Luego sacamos y reservamos.

En ese mismo aceite añadimos la cebolla, la zanahoria y el puerro (todo picado). También añadimos los ajos en camisa, el romero, el tomillo y la hoja de laurel. Dejamos que todo sofría y coja color.

Cuando veamos que las verduras ya están pochadas, añadimos el vino tinto y llevamos a hervir para que pierda el alcohol un par de minutos.

Volvemos a incorporar los trozos de rabo de ternera a la cazuela y terminamos cubriendo con agua si fuera necesario. Dejamos que se cocine la carne durante al menos 4 horas (hasta que veamos que la carne se suelta fácilmente del hueso).

Una vez cocinado, sacamos los trozos de rabo y separamos la carne del hueso. Luego picamos la carne a cuchillo o con una picadora. Incorporamos a la carne un huevo, sal y pimienta negra. 

Mezclamos bien y vamos dando forma de albóndiga a la carne. Después dejamos enfriar en la nevera para que gelifique y tomen dureza.

Mientras, colamos la salsa, salpimentamos al gusto y le añadimos una cucharada de azúcar y otra de miel. Llevamos a hervir y dejamos a fuego medio que reduzca y coja espesor.

Pasamos las albóndigas por harina y huevo batido, y freímos.


Cuando estén fritas, ya podemos servir nuestras albóndigas calentitas con salsa por encima.



4 comentarios:

  1. Tienen que estar riquísimas esas albóndigas, con ese chup chup.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan tan jugosas que se deshacen, muy ricas Raquel. Besos.

      Eliminar
  2. Una manera estupenda de comer la cola o el rabo.

    ResponderEliminar