martes, 21 de noviembre de 2017

POLLO ASADO EN BOLSA


Para esos días que tenemos muchas cosas que hacer en casa, además de preparar la comida, esta es una receta que nos va a venir muy bien.

Las bolsas de asar no facilitan mucho el trabajo a la hora de asar pollo u otros tipos de carne en el horno. El pollo se cocina con el vapor que se forma dentro de la bolsa, soltando sus propios jugos y a la vez de forma saludable. Además podemos condimentar la carne como más nos guste.

Tendremos un pollo muy jugoso, sabroso, con la piel tostada y de una forma muy fácil.

Os dejo mi receta, con el condimento que nos gusta en casa y que lo deja con muy buen sabor.



Ingredientes 4 personas:

1 Kg. de traseros de pollo (4 traseros).

1 bolsa de asar.

2 dientes de ajo.

1 cucharadita de hierbas provenzales.

1 cucharadita de pimentón agridulce.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal.

Elaboración:


Limpiamos el pollo de las posibles plumas que puedan tener.

En un mortero ponemos los dientes de ajo picados, la cucharadita de hierbas, la cucharadita de pimentón y una cucharadita de sal. Majamos bien hasta obtener una pasta y seguidamente añadimos unas 3 cucharadas de aceite de oliva. Mezclamos bien todo con la ayuda de una cuchara.

Untamos bien los traseros con el majado e introducimos en la bolsa de asar. Colocamos la bolsa en una fuente para el horno y cerramos siguiendo las instrucciones del fabricante.

Introducimos en el horno precalentado a 200 grados y dejamos asando durante 70 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos, abrimos con cuidado (el vapor nos puede quemar) y ya podemos servir junto con los jugos que ha soltado.



* Si ponemos piezas de carne más pequeñas que los traseros necesitarán menos tiempo de asado.
* Si vemos que la piel se está tostando demasiado podemos bajar la bandeja del horno algún nivel para evitar que se queme (cada horno es diferente).



2 comentarios: