Seguir a Saca el Cucharón en Facebook Seguir a Saca el Cucharón en Google Plus Seguir a Saca el Cucharón en instagram Seguir a Saca el Cucharón en Pinterest  Seguir a Saca el Cucharón en Twitter Seguir a Saca el Cucharón en Youtube

OSSOBUCO CON CHAMPIÑONES



Esta semana os traigo una receta especial, porque con ella me presento al Concurso Blogueros Cocineros 2019 de Canal Cocina. Además del video con el paso a paso de la receta, en el mismo video podréis ver una breve presentación mía.


Seguramente muchos conocéis esta pieza de carne, pero para los que no, el ossobuco es una pieza que sale del jarrete de ternera, un corte transversal, del que obtenemos unas rodajas de carne de gran grosor y sin deshuesar.

El ossobuco se prepara estofado y necesita su tiempo de cocinado para que nos quede una carne tierna. Es un plato tradicional de la cocina italiana, sobre todo de Milán y se cocina a la milanesa. Además se suele acompañar de arroz, algún tipo de risotto o algunas verduras cocidas.

Para esta receta yo lo he preparado con champiñones, con una salsa deliciosa. Solo he utilizado dos piezas porque pesaban cada una, casi 500 gr. y con ellos hemos comido 4 personas.




Ingredientes:

2 piezas de ossobuco de 400 gr.

400 gr. de champiñones.

2 zanahorias.

1 cebolla.

2 dientes de ajo.

400 ml. de vino blanco.

300 ml. de caldo de carne.

2 guindillas (opcional).

2 ramitas de tomillo.

Harina.

Aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra.

Sal.



Elaboración:

Limpiamos los champiñones y cortamos en láminas. Pelamos y cortamos la zanahoria en dados. Y pelamos y picamos la cebolla y los ajos.

Salpimentamos las piezas de carne y enharinamos, sacudiendo para eliminar el exceso de harina. Calentamos un poco de aceite en una cazuela y doramos la carne por los dos lados. Luego retiramos y reservamos.

Rehogamos la cebolla, los ajos y la zanahoria hasta que doren. Añadimos la guindilla y las ramitas de tomillo. Rociamos con el vino blanco y llevamos a hervir hasta que pierda el alcohol.

Añadimos el caldo de carne y volvemos a introducir a la cazuela los ossobucos. Tapamos y dejamos cocinando, a fuego lento, durante 1 hora, hasta que la carne esté tierna.

Transcurrido este tiempo, sacamos la carne y reservamos. También retiramos las guindillas y el tomillo. Trituramos la salsa, la pasamos por el colador chino y volvemos a ponerla en la cazuela.

Doramos aparte los champiñones en una sartén con un poco de aceite e incorporamos a la salsa junto con los ossobucos.

Ajustamos de sal y dejamos cocer 25 minutos más a fuego lento.

Después ya podemos disfrutar de este sabroso plato.



Comentarios

Entradas populares