domingo, 25 de junio de 2017

ALMEJAS A LA SIDRA


Este mes en el Asaltablogs nos colamos en la cocina de la ganadora por puntos del año. Es una alegría poder entrar en la cocina de Belén Delgado, desde que empecé como mi blog siempre me han gustado mucho sus recetas y su blog El Toque de Belén.

Como hace mucho calor le he mangado una receta muy sencilla, rápida y muy, muy rica, sus Almejas a la sidra asturiana. Me encantan las almejas y ahora en verano las preparo muchísimo. Con ingredientes básicos las tenemos preparadas en un momento y estas con sidra natural están para mojar pan. La salsa ha quedado riquísima.

¡Seguro que os gustan!



Ingredientes:

500 gr. de almejas.

Sidra natural.

1/2 cebolla.

1 diente de ajo.

1 pizca de cayena molida.

1 cucharada rasa de pimentón dulce.

1 cucharada de tomate frito.

1 cucharadita de harina.

Perejil picado.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal.



Elaboración:

Para no llevarnos la sorpresa y encontrar tierra en las almejas es bueno dejarlas de 2 a 3 horas cubiertas con agua con sal. Transcurrido este tiempo, pondremos un poco de sidra en la base de una cazuela, incorporamos las almejas escurridas y las cocinamos con la cazuela tapada hasta que veamos que empiezan a abrirse.

Pasamos las almejas a una fuente y colamos el caldo que ha quedado, reservamos.

En la misma cazuela limpia o en otra, ponemos aceite de oliva virgen extra y doramos la cebolla picada. Seguidamente añadimos el ajo picado y un poco de cayena molida. Cuando la cebolla y el ajo hayan dorado incorporamos el pimentón, el tomate frito y la harina. Mezclamos bien todo y regamos con un vaso de sidra.

Cuando empiece a hervir, volvemos a incorporar el caldo que habían soltado las almejas y las almejas. Dejamos un par de minutos que se cocine todo junto y luego apagamos y apartamos del fuego.


Ya podemos disfrutar de este delicioso plato de almejas.




jueves, 22 de junio de 2017

VICHYSSOISE


Esta es una de esas cremas que no puede faltar en un recetario de verano, porque se toma fría, es muy suave y además ligera.

Para preparar esta vichyssoise he seguido la receta del libro La comida de la familia Ferran Adriá y el equipo de elBulli, y ha quedado muy buena.

Ingredientes para 4 personas:

2 puerros.

1/2 cebolla.

200 gr. de patata.

75 gr. de mantequilla.

100 ml. de nata.

700 ml. de caldo de pollo.

2 huevos.

Pimienta negra.

Sal.



Elaboración:

 Pelamos y picamos la cebolla y la parte blanca del puerro.

En una olla con la mantequilla, rehogamos la cebolla, sin que coja color. Luego añadimos el puerro y rehogamos también.

Seguidamente añadimos la patata pelada y cascada. Cubrimos todo con el caldo de pollo y dejamos que cueza tapado durante 30 minutos.

Mientras cocemos los huevos, pelamos y reservamos.

Transcurrido el tiempo, trituramos la crema, que quede muy fina. Dejamos enfriar y una vez fría, añadimos la nata y ajustamos de sal y pimienta.

Servimos la vichyssoise colocando medio huevo cocido en el centro.


*Podemos añadir a la crema un poquito de aceite de oliva virgen extra o unos picatostes.

martes, 13 de junio de 2017

CROQUETAS DE TORTA DEL CASAR


Ingredientes:

3 cucharadas de torta del Casar.

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

25 gr. de mantequilla.

3 cucharadas colmadas de harina.

500 ml. de leche.

Nuez moscada.

Sal.

Para rebozar:

Harina.

Pan rallado.

1 huevo.

Aceite de oliva suave para freír.



Elaboración:

Ponemos a calentar en un cazo la cucharada de aceite de oliva virgen extra y la mantequilla.

Añadimos la harina y removemos deprisa para que se cocine y dore. Enseguida vamos echando la leche, poco a poco y sin dejar de remover con las varillas. Seguimos removiendo y llevamos a hervir. Luego bajamos la temperatura y seguimos removiendo para que la besa el espese.

Cuando tengamos el espesor deseado, añadimos el queso, un poquito de nuez moscada y ajustamos de sal. Removemos y mezclamos bien.

Pasamos la masa de nuestras croquetas a una fuente y dejamos enfriar. Yo dejo la masa en la nevera toda una noche antes de formar las croquetas y así la masa esta perfecta para manipularse.

Con la ayuda de una cuchara vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por harina, luego por huevo y finalmente por pan rallado. Las vamos colocando en un plato separado unas de otras.

Freímos en abundante aceite caliente.





martes, 6 de junio de 2017

TARTA DE CHOCOLATE Y MIEL


Llevaba tiempo queriendo preparar una tarta de chocolate como esta. Es fácil de preparar y queda estupenda. Por dentro queda súper suave, como si te estuvieras comiendo un bombón. Además la miel le da un toque muy rico y le da humedad para que este esponjosa todo el tiempo que os dure (que no será mucho).

Ingredientes:

2 huevos camperos.

250 gr. de mantequilla en trozos.

150 gr. de chocolate negro troceado.

440 gr. de azúcar extrafino.

80 gr. de miel.

250 ml. de agua caliente.

225 gr. de harina de trigo.

35 gr. de harina para bizcochos (lleva levadura).

25 gr. de cacao en polvo.



Elaboración:

Precalentamos el horno a 160 grados y forramos el molde con papel de hornear.

En una cazuela mezclamos la mantequilla, el chocolate, el azúcar, el agua y la miel. Vamos removiendo y mezclando con las varillas a fuego lento, hasta que se funda el chocolate y se mezclen bien los ingredientes.

Pasamos la mezcla a un bol grande y dejamos que se enfríe durante 15 minutos. Después vamos incorporando las harinas tamizadas, el cacao y los huevos ligeramente batidos.

Cuando tengamos bien mezclado todo, sin grumos, vertemos la masa sobre el molde. Horneamos nuestra tarta durante hora y media. A mitad de cocción cubrimos holgadamente la tarta con papel de aluminio para que no se dore en exceso.

Transcurrido el tiempo, sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla. Luego le damos la vuelta y si queremos espolvoreamos un poco más de cacao por encima.

Yo además lo he acompañado de mermelada de frambuesa y frutos del bosque.



*El molde que he utilizado es de 25 cm.
*La mezcla de chocolate fundido también se puede hacer en el microondas, haciendo pausas para remover durante la cocción.
 *Esta tarta podemos consérvala una semana guardada en un recipiente hermético en el frigorífico. Y en el congelador hasta 3 meses.